lunes, 20 de abril de 2015


MADRID Y  ALREDEDORES


Con la llegada de la primavera y del buen tiempo apetece disfrutar del solecito, y que mejor que hacerlo en alguno de los fantásticos pueblos de la Comunidad de Madrid, pueblos que interesan por su valor cultural, gastronómico, paisajístico... y que completan la fantástica oferta turística que nos ofrece esta Comunidad.




Y empezamos nuestro recorrido por los pueblos de Madrid en el Real Sitio y Villa de Aranjuez, situado al sur de la Comunidad, este municipio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, y entre sus monumentos destaca su Palacio Real que mandó construir Felipe II, y que se ha convertido en uno de los principales atractivos de la localidad.
Merece la pena también visitar el Museo de Falúas reales que alberga una curiosa colección de embarcaciones que los Reyes de España usaban para navegar el Tajo, entre ellas una impresionante góndola de Felipe V.


Además todos los años en Septiembre esta localidad celebra el famoso Motín de Aranjuez, una fiesta declarada de Interés Turístico Internacional, que los propios vecinos escenifican, incluido el asalto al Palacio de Godoy.
Gastronómicamente Aranjuez es conocida por sus espárragos y sus fresones. Destacando también la caza y especialmente el faisán.
Aranjuez es fácilmente accesible en transporte público. En tren la linea C3 nos llevará en unos 50 minutos.




Y continuamos con otra joya entre los pueblos madrileños, Alcalá de Henares, declarada Ciudad Patrimonio Mundial.
En Alcalá no podemos dejar de visitar su centro histórico, la Universidad y su Calle Mayor, pero esta población interesa también por ser la localidad natal de Miguel de Cervantes, autor del Quijote, y uno de sus principales atractivos es la visita a su Casa Natal.


En Junio podremos disfrutar de su Festival de Teatro Clásico y en Noviembre de su Festival de cine. Además todos los años,  habitualmente el 31 de Octubre y 1 de Noviembre se representa Don Juan de Alcalá, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional.
Alcalá cuenta también con una gran tradición teatral y su Corral de Comedias es uno de los más antiguos de Europa.
Por si todo esto fuera poco en Alcalá también podremos visitar las Ruinas romanas de Complutum o el Museo Arqueológico Regional.
Como curiosidad el Tren de Cervantes, una manera diferente de visitar y disfrutar de esta bonita localidad. En el enlace anterior podéis consultar horarios y precios.
Gastronómicamente en Alcalá podemos disfrutar de unas fantásticas tapas, buenos asados de cordero o cabrito, migas... y entre sus postres además de sus tejas y las rosquillas de Alcalá podemos probar la típica Costrada de Alcalá un postre compuesto de crema pastelera, hojaldre y merengue.


Alcalá también es fácilmente ascesible en transporte público, la linea C7 de tren nos llevará en 45-50 minutos.



Y seguimos nuestro recorrido por uno de los pueblos más populares, Chinchón , situado a tan sólo 40 km de la capital, este bonito pueblo es frecuentado por domingueros y turistas. Su principal atractivo es su Plaza Mayor, de origen medieval rodeada de casas abalconadas con sus tradicionales soportales.
Pero Chinchón no es sólo su Plaza Mayor, además podemos visitar el Convento de las Clarisas del siglo XVII (hoy Parador Nacional), los restos de un castillo del siglo XV o la Torre del Reloj que es lo que ha quedado de la antigua Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Gracia.
Como curiosidad en este pueblo podemos sorprendernos contemplando el cuadro de la Asunción de la Virgen pintado por Goya y que podréis encontrar en vuestra visita a la Iglesia de Nuestra señora de la Asunción.
Chinchón destaca también por su gastronomía, su cordero, su cochinillo o especialidades como las judías chichoneras o las migas a la pastora.
Sin olvidar los dulces elaborados por las monjas clarisas, los ajos o su anís y sus aguardientes.



Otro clásico entre los pueblos madrileños es Patones, tradicional pueblo de pizarra, ejemplo de arquitectura negra tradicional de los pueblos de la zona.
En la antigua ermita se encuentra hoy la oficina de turismo dónde podréis planificar vuestra visita.
Una de las propuestas para visitar el pueblo es el Ecomuseo de la Pizarra, un museo al aire libre que nos propone dos itinerarios para disfrutar y conocer esta tradicional arquitectura.



Situado en plena Sierra de Guadarrama, a unos 74 km de Madrid nos encontramos con Buitrago de Lozoya, el único pueblo de Madrid que conserva íntegro su recinto amurallado.
Rodeado totalmente por el río Lozoya ha sido declarado Conjunto histórico-artístico y Bien de interés cultural.
Además de su recinto amurallado otro de sus atractivos es su Castillo de estilo gótico-mudejar.
También podremos sorprendernos en Buitrago al encontrarnos con un Museo de Picasso que contiene unas 60 obras del pintor que su barbero y amigo, natural de esta localidad, donó al pueblo.



Y en el Valle del Lozoya, Rascafría, totalmente recomendado para amantes de la naturaleza por su entorno natural, ya que desde allí podremos visitar el Parque Natural de Peñalara que se encuentra en este municipio y el Pico Peñalara que es el punto más alto de la Sierra de Guadarrama.
Otro punto de interés es el Monasterio de El Paular que mezcla diferentes estilos y que en su momento fue la primera cartuja de Castilla.
De interés también el Ayuntamiento de estilo neomudejar o la antigua Casa de Postas.




También en la Sierra de Guadarrama, Manzanares el real, conocido principalmente por su castillo, el Castillo de los Mendoza (o Castillo de Manzanares el Real), es el castillo mejor conservado de la Comunidad de Madrid. Se puede visitar, y además se realizan actividades como conciertos o mercados medievales regularmente, lo que hace del castillo un espacio vivo.
Además esta localidad conserva los restos de otro castillo conocido como El Castillo Viejo.

La Pedriza, situada en este municipio, es una zona de gran interés paisajístico y deportivo especialmente para escaladores y senderistas. Conviene visitar esta zona durante la semana si es posible ya que los fines de semana, especialmente si hace buen tiempo, suele estar muy masificado.
Gastronómicamente Manzanares destaca por sus carnes, recomendable la caldereta de cabrito y de postre los tradicionales puches un postre hecho con pan, harina, leche, azúcar...



Y por último El Escorial, cuyo mayor atractivo turístico es su Monasterio, una de las residencias de la familia real española, que establecieron la corte en torno a Toledo y Madrid. Pasaban el invierno en Madrid, la primavera en Aranjuez, el verano en el Escorial y el otoño en la Granja.
Mandado construir por Felipe II como mausoleo para sus padres y para él mismo. Comienza el proyecto Juan Bautista de Toledo y lo termina Juan de Herrera, tras la muerte del primero.
También merecen una visita las Casitas del Príncipe y el Infante, dos palacetes neoclásicos del SXVIII construidos por Juan de Villanueva.
Así como la Silla de Felipe II o las Fincas de La Herrería y el Castañar.
Imprescindible el Real Coliseo deCarlos III, un teatro del SXVIII conocido popularmente como La Bombonera.


Con El Escorial terminamos nuestro recorrido por algunos de los principales pueblos de la Comunidad de Madrid, esperamos que os haya resultado interesante y de utilidad para una posible escapada. Empezamos ya a cocinar nuestro siguiente blog con el que esperamos sorprenderos.....



No hay comentarios:

Publicar un comentario